El mundo conoció los efectos nocivos de la radiación debido al accidente nuclear en Chernobyl, en 1986.  Se descubrió la peligrosidad de la radiación y las enfermedades causadas por la prolongada exposición a esta. 

Basado en este conocimiento, se generó el rumor de que los termómetros infrarrojos son causantes de cáncer. ¿Es esto verdad? ¿Cómo funciona  un termómetro infrarrojo?

Primero debemos de comprender el término RADIACIÓN. Lo cierto es que se encuentra en todas partes, no es más que energía que se propaga o transmite en forma de onda electromagnética. La radiación que sí puede llegar a causar daño es la de las altas energías, como:

  • Rayos X
  • Rayos Gama
  • Rayos UV

Los termómetros infrarrojos funcionan mediante un receptor de radiación infrarroja que detecta la cantidad de energía que irradia o emite una fuente, y ese valor permite conocer qué temperatura tiene la fuente que produjo la radiación. Más sencillo de explicar: mientras más “luz” infrarroja emita una persona, más alta es la temperatura en su organismo.

De manera que un termómetro infrarrojo NO produce cáncer ni otras enfermedades, debido a que la energía infrarroja es de una baja intensidad. 

#CuidaTuSalud #QuédateEnCasa 

Deja una respuesta

X